Twitter
Google plus
Facebook
Vimeo
Pinterest

Fluid Edge Themes

3 principios de venta que solemos pasar por alto.

Home  /  CRM   /  3 principios de venta que solemos pasar por alto.
Principios de venta

3 principios de venta que solemos pasar por alto.

Al final, un negocio se basa en la venta ¿el qué?. El objetivo final de cualquier compañía es vender y la aspiración es vender más. Pero ojo, vender más no es sinónimo de vender mejor, quizá la estrategia funcione a corto plazo, pero a largo plazo va acabar repercutiendo en el futuro de la empresa.

¿Te imaginas empresas como Amazon, Coca-Cola, etc…Centrados únicamente en la venta? Descuidando el producto, el cliente, el contenido y movimiento que se genera detrás de cualquier marca. A corto plazo quizá mantendrían el ritmo, pero a largo plazo acabaría yéndose a pique.

Toda empresa, da igual lo grande o pequeña que sea, si sólo se centra en la venta y descuida lo demás el final está más que anunciado si no rectifica, porque el mercado nunca se equivoca y pone a cada uno en su lugar.

Ahora bien, si la teoría la sabemos perfectamente, ¿Cómo que solemos pasar algunos principios básicos, pero que en la práctica no resultan ser tan básicos?

Si te dijera hay que conocer el producto, conocer el cliente y escucharlo.  Probablemente dirías eso ya lo sé, no me estáis contando nada nuevo. Pero espera antes de cerrar y márcharte, quédate y déjame darte motivos para que reflexiones si estás dando un enfoque correcto a la forma en la que vendes.

3 principios fundamentales de la venta.

 

Conoce tu producto o servicio:

Conocer tu producto o servicio, su alcance y límites, lo que te diferencia de la competencia, el valor que aportas…Son aspectos clave antes de pensar siquiera en conseguir clientes.

Pensemos por un momento, cómo dañaría nuestra reputación y afectaría a nuestra credibilidad si tenemos dudas sin resolver frente a un cliente.

Conocer tu producto o servicio te va a dar un plus de preparación y un discurso que no va a entrar en contradicciones, no hay nada peor para un producto o servicio que no sea claro y se vuelquen dudas sobre él y queden sin respuesta.

Una vez ya tienes un conocimiento de tu producto o servicio, toca conocer al cliente:

¿Cuál es tu cliente objetivo? ¿Son todos los interesados en mi producto o servicio posibles clientes? Es importante saber qué necesidades tiene el cliente, si vas a poder satisfacerlas con tu producto o servicio y mejor si las vas a superar.

El conocimiento del cliente va a permitirte adaptarte a las necesidades reales que tiene el cliente, de esta manera vas a poder definir tu discurso, la historia que le vas a contar de cómo es tu producto y por qué es el adecuado a sus necesidades, vas a poder transmitirle el valor que le ofreces.

Perfecto, ahora conoces tu producto y al cliente, es momento de escuchar al cliente:

Vamos a ver , ¿Pero ahora no toca vender? Si ya conozco mi producto y conozco al cliente, he diseñado la estrategia perfecta.

El autobombo es uno de los pecados capitales en toda estrategia comunicativa o comercial. Si te centras en lo bueno que es tu producto, en lo maravilloso que eres y no escuchas la opinión y el feedback que el cliente te puede aportar rápidamente vas a quedar relegado por otro que sí lo haga.

Si eres capaz de aparcar el monólogo que haces de tu producto y escuchas lo que tiene que decirte el cliente acerca de él, vas a conocer aspectos o detalles que puedes mejorar y habías pasado por alto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies